Loading...


 

El proyecto surge tras la adquisición por parte de los clientes de la parcela en unas de las zonas con mejores condiciones de la Costa Blanca. Se sitúa a las faldas de Altea Hills, con un entorno privilegiado generado por las explanadas del Club de Golf – Don Cayo. Todo ello en la localidad de Altea. El solar cuenta con una suave topografía en pendiente con amplias vistas a la bahía de Altea. Tras una primera visita a la parcela, detectamos las posibilidades que ofrece, y aconsejamos al cliente sobre la mejor opción.


Condicionantes del cliente:

Cuando comenzamos a trabajar en un proyecto de vivienda unifamiliar tipo chalet lo primero que tenemos en cuenta son las necesidades que el cliente nos plantea, éstas siempre son el punto de partida de todos nuestros proyectos. En este caso contábamos con el condicionante claro de mantener la zona de día (Salón-Comedor-Cocina-Piscina-Terraza) junto con un dormitorio en suite todo en una planta a pie plano desde la cota de calle. Los espacios de Salón – Comedor – Cocina deberían estar conectados y volcados hacia las vistas del mar. En las plantas inferiores se incluirían los programas de la zona de noche con 2 dormitorios para la familia y 1 cuarto de invitados. Además al tratarse de una vivienda para vacaciones se debería disponer de un cuarto de almacenamiento de mobiliario unido al garaje. Otra de la peticiones es la circulación de los invitados a la vivienda a través de un circuito separado.

Condicionantes del espacio:

Las ordenanzas municipales marcan las alineaciones de la edificación junto con los coeficientes de ocupación de la parcela, definiendo un area sobre el que el programa encaja sin encorsetamientos. Se trabaja sobre los límites y se maximiza el espacio edificado para poder disponer de estancias de tamaños generosos. Lo mismo ocurre con la altura reguladora de la parcela. Se adapta la sección de la vivienda para encajar el proyecto en los condicionantes.

Propuesta:

Se trata de un proyecto de lineas modernas con un planteamiento muy directo. La idea nace desde la planta primera respetando la cota a pie de calle. Se busca un único espacio de líneas modernas en el que se interactúa con el exterior de manera directa. Estos espacios intermedios son los que realmente se aprovechan en la zona de levante. Al diluir la diferencia entre el exterior y el interior los espacios de terraza y piscina se agrupan son los del interior. En la zona de acceso se concentran los núcleos de comunicaciones con la planta -1. El resto de programa de habitación con vestidor y baño queda planteado con las misma premisas aunque con más privacidad. Para la planta -1 se distribuye de manera racional los dormitorios familiares y zona de invitados. En este caso la relación con el terreno es más directa y los pinos existentes en la parcela se convierten en los protagonistas.